lunes, 30 de abril de 2012


Algunas veces me pregunto como puedo querer tanto a estas personitas, me pregunto como seria mi vida si no las conociera, como me pasaría los viernes sin mi ración de MacDonalds, que aun que digan que soy muy chic para ir, me encanta estar allí con ellas;
Las miro y me doy cuenta de lo mucho que me gustar pasar horas, o días con ellas, que vengan a gorronear Oreos a mi casa, que cantemos en el Ultrastar y que no durmamos en toda la noche; y que por la mañana desayunemos tostadas que mi madre hace sin parar y que alguien (Dafne) se come a toda prisa para que no se las quiten y que luego venga mi padre y me diga que le ponga "Rafata" y ponernos a bailar como locas, por esto y por muchas otras cosas adoro estar con ellas, adoro que cuando estoy mal me consuelen y siempre me saquen una sonrisa, no, mejor dicho una carcajada.
Cada una tiene algo espacial que me encanta de ella, a Rauqel la adoro cuando, aunque se que le cuesta, dice cosas cursis, a Eva la adoro cuando es tan friky que hasta ella misma se sorprende, a Andrea la adoro cuando me pone esa cara de bebe limonado, a Naza la adoro cuando tiene un paquete de chocolate delante y nos mira con cara de "mi tesorooo", a Bouza la adoro cuando saca esos comentarios ingeniosos que nos hacen reir, a Paula la adoro cuando se ríe de todas las tonterías que digo( y son muchas), a Olalla la adoro cuando se pinta las uñas de colores y cosas raras y a Dafne la adoro cuando, aun siendo una chica inteligente, hace las preguntas más idiotas del mundo. En conclusión me encanta estar con vosotras.
P.D: ah y ¡Os Quiero! ♥

El pasado fin de semana me fui con mi padres a Madrid, una ciudad que a pesar de no tener mar, característica que al ser yo gallega no puede faltar, es fantástica; la gente, las tiendas, los teatros, en conclusión una ciudad de ocio en toda la razón de la palabra.

Entre los muchos sitios que he visitado, estuve en el Palacio Real, y aunque no me considero muy monárquica me encantó, por dentro, aunque no te permiten ver todas las estancias, es enorme, puedes sentirte por unos momentos como una princesa ♥

He estado en el Hard Rock Café, y es fantástico, la manera en la que está decorado es maravillosa, como si fuera un café americano de los años 60

La verdadera razón de mi visita a Madrid era, ir a ver el Musical El Rey León, que para mi gusto ha sido maravilloso, las coreografías, los vestuarios el maquillaje, en fin que os recomiendo que lo valláis a ver





Después de que acabara la función del Rey León, que por cierto, es en el Teatro Lope de Vega, me encamine hacia el 40 Café, un sitio que si te gusta la música POP es tu sitio ideal, todo hay que decirlo, es un estilo Hard Rock Café, pero más POP y algo más moderno 

Como no podía ser de otra forma, había que hacer una parda en algún Starbuks, para tomarme mi querido Caramel Latte 

El último día, dimos un paseo por el Madrid de los Austrias, pasando por la Plaza Mayor, y como no por el Mercado de San Miguel, en donde encontré mis queridos Macarons, aun que no eran los de Pierre Hermé  (que solo se pueden comprar en Barcelona), me gustaron igual, estos eran del Horno San Onofre

En el Mercado de San Miguel, encontré entre otras muchas cosas, estos deliciosos mini merengues 

Bueno y hasta aquí mi visita a Madrid, bueno una última cosa, en los días que estuve allí comí en unos sitios maravillosos, de los cuales os voy a recomendar tres, el primero el Asador Donostiarra, el segundo el italiano DiBocca en la Gran Vía  y por ultimo el restaurante Ave María en frente del Teatro Real (plaza de Isabel II)